Cuando Santino nació tuvo que pasar muchos momentos de clínica, de aguardar a que todo siga bien y su vida sea plena, sus papás leyeron una frase en la pared de la neonatología: “¿Y de qué te sirve poseer las estrellas? Me sirve para ser rico. ¿Y de qué te sirve ser rico? Me sirve para comprar más estrellas.” Todos esos momentos fueron atravesados por el Principito, un libro lleno de enseñanzas, esperanza, amor, fé y sabiduría…hoy Santino vive sus 2 años de manera tan felíz! rodeado de familia y amigos que lo aman y su mirada es el conjunto de todo ese afecto…por eso cuando los grandes nos animamos a seguir soñando surgen éstos books de otro planeta.

 

Facebook Comments